Tenemos nuevas colaboraciones!!

Arrancamos estas vacaciones contando con nuevas colaboraciones en la construcción de este blog. No dejéis de visitarlas pinchando el enlace de «Colaboraciones» y «Contacto«.

Aquí os dejamos un breve resumen de estas colaboraciones… Son personas que han decidido unirse a nosotros y formar parte de este bonito proyecto…:

Miguel Delgado Molina. Trabajador Social por convicción. Especializado en el ámbito de la atención a la discapacidad, la dependencia y las afectaciones neurológicas. Master en Community Manager de las redes sociales.

Lorena Magallón Gonzálvez. Logopeda especialista en rehabilitación del daño cerebral adquirido, principalmente en  el tratamiento de la deglución y la comunicación (Universidad de Valencia). Máster en rehabilitación de la Voz (Escola de Patologia del Llenguatge, Universidad autónoma de Barcelona).

Felices Vacaciones!!!

¿UN LOGOPEDA EN UNA UNIDAD DE DAÑO CEREBRAL?

 

Dibujo1

Foto original: http://blog.aspanif.org/ 

En primer lugar me presento, me llamo Lorena Magallón Gonzálvez, soy Logopeda y, desde hace varios años, trabajo en el ámbito de la Neurorrehabilitación. Actualmente formo parte de una unidad de daño cerebral de un hospital donde, junto a un equipo de profesionales de todas las áreas, nos encargamos y acompañamos al paciente en su proceso de recuperación en el proceso agudo de la enfermedad.

Mi objetivo en este primer artículo es explicar qué papel juega la Logopedia en un proceso de rehabilitación del Daño Cerebral Sobrevevenido y qué aspectos son susceptibles de tratamiento en la Terapia Logopédica.

¿Qué es un Logopeda? ¿Los logopedas trabajan en un hospital, para qué? ¿El logopeda no es el que te enseña a decir la erre?

Aunque comúnmente el Logopeda suele ser un profesional que se le  asocia a la rehabilitación de aspectos relacionados con la población infantil como la dislalia (ahí entran los niños que no saben pronunciar la erre), la Logopedia es una disciplina muy amplia y se puede definir como la disciplina que se encarga de la evaluación, diagnóstico y tratamiento de todos los aspectos alterados relacionados con el lenguaje, habla, voz y deglución que se pueden presentar a lo largo de todo el ciclo vital, desde la infancia hasta la vejez”.

Cuando sucede un Daño Cerebral, la lesión cerebral puede estar localizada en áreas cerebrales encargadas o relacionadas con diferentes aspectos de la comunicación como el lenguaje comprensivo, expresivo, oral y/o escrito, la producción del habla, de la voz o la deglución. Aquí nuestro papel como logopedas consiste en valorar cuál es la alteración de dichos aspectos, el nivel de gravedad y con qué aspectos preservados contamos, para poder establecer un buen diagnóstico y diseñar un buen planteamiento de los objetivos del tratamiento.

Importancia del trabajo interdisciplinar para el Logopeda y para el diseño de tratamiento rehabilitador en general

Es de vital importancia toda la información previa que nos viene dada por el Departamento médico acerca del tipo de lesión (ACV, TCE, enfermedad neurodegenerativa, oncológica, infecciosa…) la localización y extensión de la misma, el tiempo transcurrido desde la lesión e información relacionada con el pronóstico, etc. También realizará una orientación de los aspectos prioritarios a rehabilitar para que se vean beneficiadas otras áreas y el propio paciente.

Además también son de suma importancia la información que podemos obtener de otras áreas por ejemplo de cuánto tiempo disponemos para poder tratar a esta persona (aspectos que nos podrá dar en ocasiones el propio médico, pero generalmente nos puede proporcionar el Trabajador Social ya que suele ser información relativa a datos económicos, administrativos…que suele manejar este profesional) para poder adecuar los objetivos a corto, medio o largo plazo y realizar una buena temporalización de los objetivos. Otro ejemplo puede ser la información relativa a la dependencia para las actividades de la vida diaria o si necesita algún tipo de producto de apoyo (qué grado de dependencia necesita para comer, escribir, leer…) que generalmente nos proporcionará el Terapeuta Ocupacional. Otro ejemplo sería obtener la información relativa a los aspectos cognitivos preservados y alterados (si existe afectación a nivel de atención, memoria, capacidades visoperceptivas, orientación espacial….) que generalmente nos proporcionará el Neuropsicólogo y por último toda la información relativa a los aspectos físicos (qué grado de afectación física presenta y cómo le puede afectar por ejemplo a la escritura, gesticulación manual, o a la postura que indirectamente puede afectar a parámetros relacionados con la respiración, habla, voz y deglución…) que nos la proporcionará el Fisioterapeuta.

Aspectos que rehabilita el Logopeda tras un Daño Cerebral.

Cómo hemos mencionado anteriormente los aspectos que son susceptibles de tratamiento logopédico se pueden englobar en dos grandes bloques: aspectos relativos a la Comunicación y aspectos relativos a la Deglución.

Aspectos relativos a la Deglución. La Disfagia.

Toda alteración de la deglución, derivada de un daño cerebral, que implica una alteración en la eficacia o en la seguridad se denomina Disfagia. Este trastorno puede ser leve, moderado o grave. La Deglución consta de tres fases: oral, faríngea y esofágica. La alteración puede encontrarse en una o varias fases, pero el logopeda trata principalmente las que están relacionadas con las dos primeras, lo que comúnmente se llaman Disfagias Orofaringeas. Además pueden ser alteraciones de la Eficacia o de la Seguridad o una combinación de ambas.

En primer lugar, el logopeda realiza una valoración de los aspectos miofuncionales implicados en la alimentación (estado y funcionalidad de las estructuras orofaríngeas ), a continuación aplica una serie de pruebas específicas para ver cómo es la deglución de líquidos y sólidos, si existe riesgo de aspiración y si precisa de adaptación para la ingesta de los alimentos. Una vez finalizada la valoración, se realiza una orientación diagnóstica acerca del trastorno (si existe o no disfagia y de qué tipo) y una recomendación acerca del nivel de Dieta más adecuada para el paciente especificando tipo de adaptación para los alimentos, tipo de instrumental seguro y adecuado a su disfagia, si precisa maniobra deglutoria o facilitación postural. Toda esa información se traslada al Departamento Médico que es el que da su consentimiento y pauta finalmente la dieta del paciente disfágico.

A continuación la información se traslada al personal sanitario como enfermería y auxiliares y familiares, así como al resto de los terapeutas del paciente. Del mismo modo toda la información se traslada a los familiares y/o cuidador/a del paciente y generalmente se le dan unas pautas de alimentación de forma verbal y por escrito para que todo el entorno del paciente sepa toda la información necesaria relativa a su alimentación.

Una vez establecida la dieta más adecuada al paciente y transmitida toda la información, se diseña un plan de tratamiento orientado a mejorar los aspectos alterados en la deglución del paciente. A medida que va consiguiendo los objetivos, se va ajustando el nivel de dieta del mismo hasta llegar a una dieta lo más normalizada posible, siempre teniendo en cuenta como principal premisa, la seguridad en la ingesta del alimento y una adecuada nutrición e hidratación.

 

Aspectos relativos al Lenguaje. La Afasia.

Toda alteración del lenguaje a nivel Comprensivo o Expresivo, así como del proceso lectoescritor se denomina Afasia.

Los aspectos que se evalúan principalmente en los test de lenguaje suelen ser: la denominación, la repetición, la percepción y la comprensión auditiva, el lenguaje automático, el lenguaje espontáneo, la lectoescritura y la pragmática. En función de dicha valoración se obtiene una orientación diagnóstica y un patrón de déficit del paciente. Además también se obtiene mucha información acerca de las capacidades preservadas, de las que nos apoyaremos en el diseño de los objetivos y actividades durante el tratamiento.

Existen varias clasificaciones de las Afasias, las relativas a la localización de la lesión (Afasia de Broca, Afasia de Wernicke…), las que se centran en los procesos afectados (Afasia Anómica, Afasia fluente), etc.

En muchas ocasiones, el paciente se encuentra en una situación de aislamiento comunicativo y el primer objetivo del logopeda suele ser proporcionarle un sistema de comunicación alternativo o aumentativo de su lenguaje tras la lesión. Para ello existen soportes en papel o informáticos que actúan como herramienta para este nuevo sistema. En función de la afectación cognitiva asociada, así como de las capacidades afectadas y preservadas de su comunicación junto con las capacidades físicas, se elegirá uno u otro dispositivo. No suele ser un sistema fijo y estático sino que suelen adecuarse al nivel comunicativo del paciente en cada momento y en ocasiones sólo se utilizan al inicio y dejan de ser necesarios a medida que se van recuperando capacidades. Requieren de entrenamiento por parte del propio paciente y de sus familiares.

Existen muchas técnicas de intervención y muchos tipos de ejercicios para la rehabilitación de los diferentes trastornos afásicos, que se elegirán en función del perfil propio de cada paciente. Habitualmente nos solemos apoyar en los aspectos preservados para acceder a los aspectos afectados y crear vías indirectas para volver a recuperar dichas funciones.

Aspectos relativos al Habla. La disartria.

Cuando la afectación neurológica se centra en los aspectos motores del habla aparecen lo que se conoce como Disartrias. Estos trastornos suelen tener afectación de tres o más parámetros implicados en el habla, estos son: respiración, fonación, articulación, resonancia y prosodia.

Existen varios tipos de Disartrias en función de dónde se localiza la lesión: fláccida, espástica, atáxica, hipocinética e hipercinética.

Una vez realizada la valoración de dichos aspectos, se diseña también un plan de tratamiento con una serie de objetivos que irán encaminados a mejorar dichos aspectos alterados. Las técnicas para la recuperación de estos aspectos también son muy variadas y también se elige una u otra en función de las características propias de cada paciente.

Espero que este breve apunte sobre el papel del Logopeda y los diferentes trastornos que rehabilita tras un daño cerebral haya resultado de vuestro interés y os haya aclarado las ideas y conceptos al respecto. Me siento muy afortunada de poder seguir colaborando en el blog y en futuros artículos me centraré en las diferentes patologías por separado, tipos de tratamientos y ejemplos concretos sobre técnicas o ejercicios que se realizan en concreto para cada una de ellas. Se admiten peticiones y sugerencias…Estoy a vuestra disposición.

“Desde la esfera comunicativa y alimentaria, se despide una Logopeda apasionada e inquieta….”

 Lorena Magallón Gonzálvez