¿Sabes manejar estas situaciones…?

comprendeme

https://fedace.org/emociones_dano_cerebral.html

Según un estudio realizado por Nelly, Brown, Meter y Kremer en una muestra de 190 personas con daño cerebral adquirido:

  • Un 60% de los pacientes presentaban problemas de iniciativa y apatía.
  • Un 86% de las personas presentaban problemas de agresividad verbal y habilidades sociales.
  • Un 28% expresaban desinhibición y conductas sexuales inapropiadas.
  • El 60% de la muestra presentaba cuatro o más tipos de alteraciones, mientras que tan sólo el 5% tenía un sólo problema conductual.

Después de un DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO, nos podemos encontrar con un alto porcentaje de alteraciones conductuales, entre ellas, la apatía, la falta de iniciativa, agresividad verbal, desinhibición, y otras como irritabilidad, labilidad emocional, depresión y ansiedad… 

¿Eres consciente de la importancia que tiene saber manejar y abordar este tipo de alteraciones en nuestro día y a día y durante nuestro tratamiento? 

Para ello, te animamos a participar en nuestro siguiente curso que impartirá nuestra neuropsicóloga Nuria Gómez Zarza, especialista en daño cerebral adquirido, y donde se verá no sólo el abordaje de las alteraciones conductuales, sino también el manejo de las alteraciones cognitivas desde una perspectiva práctica para poder manejarlo en toda tu intervención. Además, contamos con una superoferta de lanzamiento, por ser el primer curso destinado a profesionales:

“Intervención cognitivo-conductual en pacientes con daño neurológico”. Abordaje desde terapia ocupacional /fisioterapia.

  • Del 7 de marzo al 28 de marzo. 50 horas. 
  • Dirigido a: terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas.
  • !!COMENZAMOS YA!!! NO dejes pasar esta gran oportunidad!!! 
  • Más información en: rhbneuromad@gmail.com

 

 

¿Sabes manejar estas situaciones…?

comprendeme

https://fedace.org/emociones_dano_cerebral.html

Según un estudio realizado por Nelly, Brown, Meter y Kremer en una muestra de 190 personas con daño cerebral adquirido:

  • Un 60% de los pacientes presentaban problemas de iniciativa y apatía.
  • Un 86% de las personas presentaban problemas de agresividad verbal y habilidades sociales.
  • Un 28% expresaban desinhibición y conductas sexuales inapropiadas.
  • El 60% de la muestra presentaba cuatro o más tipos de alteraciones, mientras que tan sólo el 5% tenía un sólo problema conductual.

Después de un DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO, nos podemos encontrar con un alto porcentaje de alteraciones conductuales, entre ellas, la apatía, la falta de iniciativa, agresividad verbal, desinhibición, y otras como irritabilidad, labilidad emocional, depresión y ansiedad… 

¿Eres consciente de la importancia que tiene saber manejar y abordar este tipo de alteraciones en nuestro día y a día y durante nuestro tratamiento? 

Para ello, te animamos a participar en nuestro siguiente curso que impartirá nuestra neuropsicóloga Nuria Gómez Zarza, especialista en daño cerebral adquirido, y donde se verá no sólo el abordaje de las alteraciones conductuales, sino también el manejo de las alteraciones cognitivas desde una perspectiva práctica para poder manejarlo en toda tu intervención. Además, contamos con una superoferta de lanzamiento, por ser el primer curso destinado a profesionales:

“Intervención cognitivo-conductual en pacientes con daño neurológico”. Abordaje desde terapia ocupacional /fisioterapia.

  • Del 7 de marzo al 28 de marzo. 50 horas. 
  • Dirigido a: terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas.
  • !!COMENZAMOS YA!!! NO dejes pasar esta gran oportunidad!!! 
  • Más información en: rhbneuromad@gmail.com

Artículo: “Técnicas de modificación de conducta en DCA”.

Esta vez, os queremos dejar un artículo sobre “Uso de técnicas de modificación de conducta en pacientes con Daño Cerebral Adquirido”. Realizado por nuestra compañera, Victoria del Amo, neuropsicóloga y especialista en Daño Cerebral.

Muchas gracias Victoria por tu colaboración!!!

Uso de técnicas de modificación de conducta en pacientes con daño cerebral

Imagen relacionada

En la práctica de la neuropsicología con pacientes con daño cerebral y especialmente en el ámbito hospitalario –el cual supone una brusca ruptura con respecto a su vida anterior y en el que normalmente se exige la adaptación a nuevas rutinas, la asimilación de pautas dadas por los terapeutas y en general, la adquisición de nuevos aprendizajes y hábitos-, el uso de las diversastécnicas de modificación de conducta constituye una ayuda útil y eficaz, de uso frecuente, de fácil incorporación, y para la que la participación de la familia y los distintos profesionales que se encuentran involucrados en la atención al paciente resulta indispensables.

En algunos casos y como consecuencia del daño cerebral, las personas pueden emitir conductas agresivas (patrón observable de respuestas /agresivas verbales y/o físicas, que pueden ser auto o heterodirigidas y que aparecen como respuesta a determinados eventos internos y/o externos y suelen estar seguidas de determinadas consecuencias).

El primer paso para modificar esta conducta será establecer cuáles son las variables antecedentes. En muchos casos existirá disconfort interno, una reducción en la capacidad para tolerar la frustración, un umbral bajo de respuesta (sensibilidad) a las distintas estimulaciones, así como una pérdida de repertorios conductuales para manejar distintas situaciones estresantes, entre otras. Tampoco hay que olvidar que habitualmente el paciente con daño cerebral ha experimentado una pérdida considerable, en algunos casos total, de autonomía, y que gran parte de las circunstancias que ahora le rodean son heteroimpuestas.

En estos casos, gran parte del abordaje se va a centrar en el control ambiental con el objeto de prevenir la emisión de este tipo de conductas y en el manejo de contingencias, es decir, en el caso de que aparezcan respuestas agresivas, qué tipo de consecuencia podemos modular que facilite que dichas conductas no se fortalezcan y que tiendan a desaparecer.

Por ejemplo, si un paciente grita y empuja y como consecuencia deja de recibir estimulación, es factible que si no tiene en su repertorio otro tipo de respuesta más adaptativa y la ausencia de esa estimulación le reporta beneficios (deja de experimentar algo que percibe como aversivo), en la próxima situación similar, la respuesta agresiva es probable que se vuelva a desencadenar.

En estos casos, como se mencionaba, gran parte del tratamiento se centrará en identificar antecedentes (facilitadores, desencadenantes) y controlarlos.

Por ejemplo, si se trata de trabajar con un miembro con dolor observaremos el umbral a partir del cual el paciente comienza a dar muestras de dolor y nos moveremos en los límites, sólo incrementando la estimulación de forma gradual; paralelamente, aprovecharemos para entrenar en el paciente en otras respuestas incompatibles con su respuesta normalmente activada, por ejemplo, que nos informe cuando empieza a sentir el malestar. Así mismo, si la conducta se desencadena, habitualmente se dará un tiempo mínimo fuera de estimulación, permitiendo de esta manera rebajar el nivel de activación fisiológica presente y posteriormente se dará una información clara y breve al paciente sobre su conducta y el porqué de su inadecuación. Se le proporcionará al mismo tiempo, la oportunidad de repararla, buscando además el compromiso de evitarlo en el futuro. Inmediatamente después se continuará con el trabajo planteado, de nuevo siempre procurando controlar todas las variables identificadas como desencadenantes o facilitadoras. Esto nos permitirá evitar que exista una consecuencia positiva tras su conducta inadecuada. Además, será recomendable siempre, introducir tareas que por sí mismas sean reforzantes para el paciente concreto, reforzar respuestas espontáneas apropiadas y en general, todo aquello que enriquezca el repertorio de respuestas adaptativas del paciente que, además, nos ayudará a alejarle de aquellas conductas que se desea eliminar.

Otra circunstancia que se da habitualmente es la de peticiones que por su cualidad o frecuencia resultan disruptivas o inadecuadas. Aquellas que no se pueden o no se deben satisfacer y cuya negativa provoca en el paciente un mayor nivel de malestar. Por ejemplo, la demanda de ingesta de líquido fino (como agua) en pacientes con alteraciones en la deglución en los que estaría contraindicada, o las llamadas nocturnas repetidas, así como las peticiones de presencia de un familiar hacia el que se tiene un fuerte apego, o la dificultad para permanecer tranquilos en ausencia de éste.

Al igual que en el caso anterior, el primer paso consiste en delimitar todos aquellos factores que contribuyen a que, por un lado, se desencadene la conducta y por otro lado, que esta se repita en exceso: ¿Es consciente el paciente de sus limitaciones? ¿Recuerda su anterior petición y la respuesta que obtuvo? ¿Es capaz de concentrarse en la tarea concreta que se le ha propuesto, o esta es lo suficientemente motivadora como para poder competir con otras sobreaprendidas?

Según se desprende, normalmente habrá varios aspectos a trabajar. Como base, la rehabilitación de las funciones alteradas, y como parte de las herramientas, el manejo de contingencias que nos ayuden a reducir, aumentar, eliminar o crear nuevas respuestas adecuadas al contexto y que ayuden al paciente a recorrer el camino de su rehabilitación.

En estos casos, suele ser útil que el paciente rellene algún registro observacional que le ayudará a tomar conciencia de su propia conducta y que servirá, así mismo, como paso previo para el control de la misma. Especialmente en aquellos casos en los que no se desea eliminar una conducta sino más bien reducir su frecuencia, se puede proceder controlando los reforzadoresde forma que se vaya espaciando el intervalo entre respuestas. Paralelamente se trabajará la conciencia de enfermedad, y se ayudará con técnicas de relajación.

Es fundamental, antes de plantearse ningún tratamiento de este tipo, hacer un buen análisis de lo que está sucediendo, es decir, cuáles son las variables que intervienen en que se desencadeneuna conducta determinada, cuáles son las contingencias que están actuando comomantenedores y en qué consiste la conducta objeto de modificación.

Si no se ha hecho bien este análisis previo, el tratamiento planteado, en el mejor de los casos no funcionará, y en el peor, provocará un disconfort totalmente innecesario al paciente y podrá fomentar resistencias a futuros tratamientos junto con el desgaste de los participantes en el programa.

Así mismo, como se comentaba, en muchos de los casos de pacientes con daño cerebral se encuentran comprometidas funciones relacionadas con la toma de decisiones, análisis y resolución de problemas, el control de la conducta impulsiva, la conciencia de la propia enfermedad y déficits asociados; la propia alteración en la memoria episódica o déficits atencionales ambos prácticamente omnipresentes, puede desencadenar muchas de las conductas susceptibles de ser modificadas mediante el planteamiento de la modificación de conducta.

En definitiva, además de la implementación de estos programas se deberá trabajar específicamente las funciones superiores que se encuentran alteradas. En cualquier caso, y siempre que sea posible, cualquier cambio que se estime beneficioso para el paciente ha de ser planteado como una opción deseable; como una propuesta que se ofrece ante la cual es el paciente quien decide tomarla o dejarla. Debe ser él quien la haga suya y por lo tanto, la integre como proyecto propio. Frecuentemente, en estos pacientes no es posible apelar al tipo de capacidades mentales requeridas para tomar este tipo de decisiones, por lo que muchas veces no contaremos con toda su implicación consciente; sin embargo, siempre caminaremos junto a él persiguiendo promover su bienestar, su satisfacción y competencia personal.

Guías prácticas de manejo de pacientes con daño cerebral en las que se aborda el tratamiento de las más frecuentes alteraciones conductuales:

VVAA (2009). Rehabilitación de las alteraciones conductuales derivadas del daño cerebral adquirido. FEDACE (Madrid)
VVAA (2008). Guía de manejo cognitivo y conductual de personas con daño cerebral adquirido. IMSERSO (Madrid)
Muñoz, JM y Tirapu, J (2001). Rehabilitación neuropsicológica. Síntesis (Madrid).

Autora: Victoria del Amo. Neuropsicóloga especializada en Daño Cerebral.

Fuente imagen: https://www.pinterest.es/pin/511932682622964342/

Os recordamos nuestro próximo curso que se celebrará próximamente en el mes de marzo:

“Intervención cognitivo-conductual en pacientes con daño neurológico”. Abordaje desde terapia ocupacional /fisioterapia.

  • Del 7 de marzo al 28 de marzo. 50 horas. 
  • Dirigido a: terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas.
  • !!COMENZAMOS YA!!! NO dejes pasar esta gran oportunidad!!! 
  • Más información en: rhbneuromad@gmail.com

 

¿Alteraciones cognitivas, conductuales y emocionales en un Ictus?

Hoy Jueves, os queremos dejar un vídeo del Dr. J. Ignacio Quemada, psiquiatra y director de la Red Menni de Daño Cerebral, donde nos habla sobre las alteraciones conductuales y emocionales que pueden presentar los pacientes que han sufrido un Ictus.

¿Y porqué son importantes estas alteraciones conductuales, cognitivas y emocionales? 

  • Porque son muy frecuentes y causan muchos problemas en la VIDA DIARIA de la persona que las padecen y de sus familias.
  • Porque el Ictus es una patología muy prevalente y por desgracia en crecimiento que requiere de un abordaje HOLÍSTICO y BIOPSICOSOCIAL.
  • Porque muchas veces sólo damos prioridad a las secuelas motoras, cuando hay muchas secuelas cognitivas y alteraciones emocionales y conductuales que causan gran impacto en las actividades cotidianas.
  • Porque es necesario formarnos como profesionales de la salud que somos para saber abordar y manejar mejor estas alteraciones en el día a día.

¿Sabías que….?

  • La apatía se presenta en un 50% de las personas que han sufrido un Ictus? Esta indiferencia emocional y apatía repercute en su tratamiento y en las actividades de su vida diaria.
  • Hasta un tercio de los pacientes en el primer año después de sufrir el Ictus tiene depresión? La depresión, la ansiedad y la irritabilidad son tres de las grandes alteraciones emocionales que se pueden presentar después de un Ictus y que generan muchísima dificultad en la convivencia con las personas más cercanas.
  • La falta de conciencia y de reconocimiento de la enfermedad es otra de las secuelas frecuentas en esta patología. Tampoco debemos olvidar el impacto que genera la rigidez, el egocentrismo y la fatiga en la vida del paciente y de los familiares que le rodean.
  • Problemas cognitivos relacionados con la atención, concentración, fatiga, memoria, razonamiento, planificación, funciones ejecutivas, entre muchas otras, repercuten en cada una de las acciones que el paciente realiza diariamente y en nuestro propio tratamiento.
  • Lo primero es reconocer que estos problemas y muchas más alteraciones cognitivas y conductuales que todavía no hemos nombrado y que puede presentar nuestro paciente, son secuelas del Ictus que debemos tener presentes en nuestro tratamiento.
  • Y como no, formarnos como buenos profesionales de la salud para poder realizar un adecuado manejo y abordaje de estas alteraciones en nuestro tratamiento y día a día con el paciente. Para ello, te animamos a participar en nuestro siguiente curso que impartirá nuestra neuropsicóloga Nuria Gómez Zarza, especialista en daño cerebral adquirido:

“Intervención cognitivo-conductual en pacientes con daño neurológico”. Abordaje desde terapia ocupacional /fisioterapia.

  • Del 7 de marzo al 28 de marzo. 50 horas. 
  • Dirigido a: terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas.
  • !!COMENZAMOS YA!!! NO dejes pasar esta gran oportunidad!!! 
  • Más información en: rhbneuromad@gmail.com

Y sin más, aquí os dejamos esta interesantísima entrevista realizada al psiquiatra Dr. J. Ignacio Quemada, director de la Red Menni de Daño Cerebral:

 

 

Artículo: “Sexualidad y Daño Cerebral Adquirido”

Hoy Jueves, os queremos dejar un artículo sobre el tema de la sexualidad en el Daño Cerebral Adquirido, escrito por la neuropsicóloga Emma Gil Orejudo. Aquí os dejamos este interesantísimo artículo, no te lo pierdas!!!!

Sexualidad y Daño Cerebral Adquirido

La sexualidad es un proceso que se manifiesta durante toda la vida de una persona. Es una energía intrasferible, inherente al ser humano que se expresa como parte integrante de su personalidad (Schon, 1999:157).
Las personas que han sufrido un daño cerebral adquirido son sujetos sexuados.

Sexualidad

Son muchas las ocasiones en que este tema no se trata. Familiares, pareja, terapeutas y la propia persona afectada eluden el tema debido a que en nuestra cultura es tabú. Sin embargo es de gran importancia ser capaces de abordar el tema de la sexualidad, ya que es un plano más, y de gran importancia, de la persona.

Entedemos por sexualidad la capacidad para responder, en un momento concreto, a un estímulo erótico y obtener placer de las actividades sexuales, abarcando éstas a zonas erógenas, genitales, así como pensamientos, deseos y fantasías relacionadas con el sexo. (Pol Bravo, C. et al. 1997).

Un buen punto de partida es considerar que no existe una sexualidad para el afectado y otra para el no afectado, sino que se trata (y de aquí que se hable de sexualidad como “proceso“) de una evolución y aprendizaje a lo largo de la vida de toda persona, que se adapta a los cambios de todo tipo que se van presentando.

En este sentido, dados los cambios que significan en la vida de una persona la aparición de un DCA (cognitivos, físicos, fisiológicos, emocionales, conductuales, sociales) lo más importante es que la persona pueda adaptar su sexualidad a estos cambios, y para ello reciba las ayudas que necesite, tanto por parte de su pareja, familia y terapeutas. Es importante que todas estas personas alrededor se muestren, en el momento adecuado, a disposición y abiertas, tratando el tema con naturalidad.

El momento adecuado dependerá de muchos factores: en el caso de familiares, depende de cómo se ha tratado el tema de la sexualidad desde siempre, si se ha hablado abiertamente o ha sido un tema tabú; en el caso de la pareja, cuando empiece a surgir necesidades o deseos por parte de alguno de los dos, mediando también cómo se ha tratado este tema desde antes; en el caso de losterapeutas es conveniente ir acercándose al tema de la sexualidad a medida que se establece la relación terapéutica y estando muy atentos a las reacciones que suscita en el afectado. Lo ideal es no esperar a que hayan empezado a aparecer problemas para cuando se empiece a hablar de la sexualidad de la persona.

nivel neurofisiológico hemos de tener en cuenta varios puntos:

• En qué medida el daño, por las estructuras nerviosas implicadas en el daño, puede verse afectada a la sexualidad (hiper o hiposexualidad, capacidad fisiológica de respuesta sexual).
• Los efectos de fármacos que pueden afectar a la sexualidad.

En el estudio de FEDACE sobre la atención a la sexualidad de personas con DCA, se señalan los aspectos que más preocupan:

• El manejo de conductas inadecuadas, socialmente no permitidas.
• Satisfacción de demandas eróticas, apoyos necesarios para poder mantener encuentros eróticos.
• Encuentros eróticos, disminución o desaparición de encuentros eróticos en la pareja, percepción de no sentirse deseado.
• Respuesta sexual humana, afrontamiento de nuevas dificultades en cuanto al deseo, excitación u orgasmo.
• Nuevas parejas y nuevas relaciones, acceso a entornos que permitan establecer nuevas relaciones de amistad y pareja. Expresión de afectos.
• Problemas de pareja, reconstrucción del vínculo de la pareja, reajuste de nuevos roles de pareja y cuidador.
• Maternidad-paternidad, volver a ajustarse al rol. Deseos de ser madre o padre.
• Feminidad y masculinidad, sentimiento de identidad de género, volver a sentirse deseada/o.
• Falta de información, qué información necesita la persona, su pareja, su familia. Modo adecuado para hacerles llegar esa información.
• Ajuste de expectativas, para que la nueva realidad y sus deseos no choquen, aceptación de la nueva situación, aprendizaje de nuevas posibilidades.
• Demandas de pareja y familias, cómo acoger sus demandas, ofrecer ayuda, contextos adecuados.
• Demandas de otros profesionales, enfoque del tema en los equipos, respeto a la confidencialidad, puesta en común de intervenciones.
El tema de la sexualidad es extenso y puede afectar a diferentes ámbitos.

FEDACE pone en disposición libre “Cuadernos de Sexualidad y DCA”, una extensa guía donde se tratan con detalle todos esto temas, guiando en ellos tanto a profesionales como a familia y afectados. Recomiendo encarecidamente su lectura y consulta para más información.
Emma Gil Orejudo. Neuropsicóloga

Email: emma_g10@yahoo.es

Fuente imagen: http://conceptodefinicion.de/sexualidad/

CURSO ESPECIAL PARA FAMILIARES DE PERSONAS CON DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO. NO TE LO PIERDAS!!

El daño cerebral (ictus, traumatismos craneoencefálicos, tumores cerebrales…) es una realidad ajena a muchas personas, que viene de repente y que genera muy variadas secuelas que hacen realmente difícil el día a día a quienes lo sufren y a sus familias.

Muchos de los conflictos que surgen entre las personas que tienen una lesión cerebral y sus familiares, tiene mucho que ver con el desconocimiento de lo que le ocurre a una persona tras sufrir la lesión, y las expectativas que tenemos acerca de cómo deberían o como nos gustarían que fueran las cosas.

Este curso es precisamente trata de visibilizar las secuelas del daño cerebral (ictus, tumores cerebrales, traumatismos craneoencefálicos…) y enseñar a las familias a manejar las dificultades desde el punto de vista de la neuropsicología.

En este curso, dirigido especialmente a familias, aprenderemos:

  • Qué es el Daño Cerebral Adquirido y cómo funciona el cerebro
  • Cuáles son las secuelas derivadas de una lesión cerebral
  • Reconocer y saber cómo atender las necesidades de tu familiar y gestionar situaciones de conflicto
  • Aprender a cuidarnos para poder cuidar

El curso tiene una duración de 3 horas. El coste del curso son 30€. Se celebrará dos días (25 y 26 de octubre) y en dos lugares diferentes (Las Rozas y Madrid Capital).

Escoge cual te viene mejor y no te lo pierdas! Las plazas son limitadas!

Reserva tu plaza llamando al 640 09 14 70 o envía un email a consultame@saragarzaranpsicologia.com

Si quieres consultar más información, puedes hacerlo pinchando sobre el siguiente enlace: https://www.saragarzaranpsicologia.com/curso-familias-dano-cerebral-adquirido/

cartel-curso-dano-cerebral-familias-neuropsicologia-rozas-madrid.jpg

curso-dano-cerebral-familias-neuropsicologia-rozas-madrid.jpg

LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO EN EQUIPO

Hace unos días un paciente vino a mi sesión muy triste, le habían dado la mala noticia, le tenían que operar, complicaciones a nivel cerebral… y miles de pensamientos rondaban su cabeza:

“Se avecina un retroceso me dijo, con lo que hemos conseguido, lo bien que muevo mi brazo..y ahora? ahora tengo que volver a comenzar.. otra PIEDRA más en el camino, no entiendo porqué me pasa esto a mí…”

Yo le miré y le dije:

“Llevas razón…te comprendo, entiendo que estés triste, y es verdad que no sabemos como vas a quedar después de la operación, pero quiero que sepas que estoy CONTIGO, LUCHAREMOS de nuevo juntos, aunque tengamos otra piedra en el camino, la saltaremos y recorreremos el camino otra vez, pero después de que asimiles la situación, necesito que sigamos siendo un EQUIPO. ” 

Y me miró y emocionado me dijo GRACIAS…

 

trabajo en equipo

 

Os recordamos nuestra formación especializada en Neurorrehabilitación y mano neurológica:

https://rhbneuromad.com/2019/07/04/un-adelanto-de-nuestro-programa-2019-2020-quieres-especializarte-en-neurorrehabilitacion/

rhbneuromad@gmail.com

 

Pilar Rodríguez.

Terapeuta Ocupacional. Especializada en Neurorrehabilitación y miembro superior neurológico.

Artículo: “Tras una afectación de la comunicación a consecuencia de una lesión cerebral, ¿existen alternativas al habla para poder comunicarnos?”

Actualmente existen los llamados SACs (sistemas alternativos de comunicación) que tienen la función de suplir al habla cuando ésta se encuentra afectada por múltiples causas.  Entre las que más nos encontramos en las unidades de daño cerebral son las Afasias Motoras que cursan con Apraxia del Habla o Anartrias.

Como podréis deducir, cuando hablamos de una afectación de la comunicación y hablamos de alternativas al habla, nos referimos principalmente a personas que mantienen preservadas sus capacidades cognitivas dentro de unos límites (comprensión, atención, memoria, percepción…), los cuales les permiten poder utilizar dichos sistemas. Como ejemplo podríamos citar una persona que presenta una afasia con mayor afectación de la comprensión, que además cursa con anosognosia (no es consciente de lo que le ha pasado ni de sus déficits a consecuencia de ello como un problema de comunicación). Dicha persona no entenderá el uso de un sistema alternativo y no se beneficiará de él porque no cree que tenga ningún problema. Por tanto no todas las personas que presentan alteraciones de la comunicación pueden usar un SAC, deben cumplir una serie de requisitos a nivel cognitivo como los citados anteriormente.

Existen multitud de sistemas alternativos o aumentativos de comunicación y la elección de uno u otro vendrá determinado por variables individuales de cada usuario. Los sistemas alternativos de comunicación más utilizados en el ámbito del daño cerebral adquirido, son los sistemas gráficos y éstos a su vez se dividen en: pictográficos y logográficos.

Dependiendo del sistema al que se pueda acceder, nos podemos encontrar con limitaciones en relación al sistema oral, como por ejemplo que en ocasiones están supeditados al vocabulario cerrado del mismo y no contemplan de forma adecuada conceptos abstractos y como consecuencia, el usuario se encuentra con una barrera que no termina de hacer su comunicación del todo funcional como cuando antes hablaba y podía decir cualquier cosa. Esto pasa habitualemente en los SAC pictográficos. Los elementos que componen el sistema suelen ser pictogramas (es un signo que representa esquemáticamente un símbolo, objeto real, acción, emoción, persona, lugar, concepto…) y éstos suelen ser limitados. No obstante, suponen un antes y un después para que puedan trasmitir sus demandas básicas o sus emociones, en su día a día. Los pictogramas se agrupan en categorías semánticas (categorías gramaticales) y se combinan para formar enunciados (morfosintaxis). La mayoría de estos sistemas actualmente cuentan con salida de voz, por tanto una vez creado el mensaje puede ser reproducido mediante salida de voz para ser escuchado por los interlocutores.

Ejemplos de sistema pictográfico disponibles para ordenador o dispositivo tipo Tablet:

  • CPA (Comunicador Personal Adaptado)

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.comunicador.cpa&feature=search_result#?t=W251bGwsMSwxLDEsImNvbS5jb211bmljYWRvci5jcGEiXQ

  • TICO

  • Sitema Plaphoons:

Aquí teneis una imagen del sistema plaphoons que es una herramienta para crear comunicadores desarrollada por el equipo de Poyecto Fressa.

y un video donde poder ver el manejo del sistema disponible para tablets.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=5zWcfGl7PuA

Si la afectación cognitiva es menor y mantiene mayor número de capacidades preservadas, podemos acceder a un sistema de comunicación logográfico, que utiliza símbolos más parecidos a la escritura como el sistema BLISS y por supuesto si mantiene la lectoescritura, los alfanuméricos. La principal ventaja es la edición ilimitada de mensajes. Además estos sistemas también cuentan con salida de voz, por lo que una vez editado, se reproduce y no requiere que el interlocutor esté mirando la herramienta. La principal desventaja de estos sistemas era que solía ser más lenta la elaboración de los mensajes, pero actualmente la mayoría cuentan con herramientas predictivas que hacen que el usuario pueda seleccionar la palabra sin tener que terminar de escribirla. Dichas palabras aparecen por orden de frecuencia de uso de la persona.

Aquí cito algunos de estos comunicadores:

  • Messagetts:

messagens

y video explicativo: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=AczXmFz0hls

  • Predwin:

predwin

Aunque os he citado ejemplos de los SACs que actualmente más se utilizan con soportes tecnológicos de última generación, también existen SACs más rudimentarios que se confeccionan con papel y se personalizan según las características de cada individuo. El ejemplo de SAC logográfico más simple podría ser un papel y un lápiz, donde la persona escribe todo lo que quiere comunicar y como ejemplo de sistema pictográfico podría ser un comunicador tipo álbum de fotos con fotos o imágenes pegadas o impresas que se van señalando para elaborar el mensaje. Entre lo más simple y lo más complejo hay un amplio abanico de posibilidades a elegir.

A modo de conclusión, citaré cuestiones importantes sobre los SACs:

  1. Antes de elegir un SAC el logopeda debe valorar que capacidades tiene preservadas y cuáles alteradas para hacer un filtro y seleccionar el que mejor se adapta a la persona.
  2. Un SAC debe estar lo más personalizado posible a su usuario. Para ello resulta muy positivo que tanto la persona como su entorno se impliquen en la elaboración o edición del mismo.
  3. Los SACs requieren un periodo de adaptación y entrenamiento por parte del individuo y de su entorno. En muchas ocasiones aunque se seleccione bien la herramienta, el usuario o la familia no se adaptan a la misma y no la usan.
  4. El mejor SAC no es el más atractivo estéticamente, el que tiene la última tecnología… es el que le ayuda a comunicarse mejor con su entorno, es el más funcional.

Espero que os haya resultado interesante y os haya animado a pensar que sí existe alternativa.

Lorena Magallón Gonzálvez

Logopeda

Vídeo: “Rehabilitación del DCA: el Miembro Superior con afectación moderada.”

Hoy Martes, os queremos acercar un vídeo perteneciente al canal de YouTube de la Red Menni de Daño Cerebral. En este vídeo,  se pretende mostrar cómo se aborda en las Unidades de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias el proceso de rehabilitación de las extremidades superiores con afectación moderada. Un vídeo muy interesante y práctico que podéis ver en su canal de YouTube.

Esperamos que os sirva de ayuda!