¿Y….podré volver a conducir?  

Dibujo3

¿Podré conducir después de un daño cerebral?, y… ¿si tengo una enfermedad neurodegenerativa y mis capacidades no son como las de antes… puedo seguir conduciendo?…

Éstas y otras muchas preguntas nos encontramos frecuentemente en nuestros centros de trabajo, bien sean en Unidades de Neurorrehabilitación, o en centros de rehabilitación neurológica.

Debemos ser muy cautos a la hora de responder estas preguntas, ya que la normativa legal española es muy ambigua y hay un gran vacío de información al respecto. De hecho, no existen unas guías clínicas adecuadas. Muchos médicos se guían por la evidencia científica (existen algunas escalas al respecto).

Es conveniente que se comente al médico especialista y que se vuelvan a valorar las capacidades en centros médicos especializados en la valoración de personas con discapacidad.

Hay que tener en cuenta, que la conducción no sólo requiere tener unas capacidades físicas adecuadas, sino también disponer de unas capacidades cognitivas y psicológicas adecuadas (capacidad de reacción, atención sostenida, atención dividida, control de la impulsividad…). En este punto, nos volvemos a encontrar con otro importante vacío legal y muchas pruebas no realizan una valoración exhaustiva de estos aspectos. La figura de un neuropsicólogo nos puede ayudar a valorar todos aquellos aspectos neuropsicológicos que influyen en la conducción.

Ante todo, debemos ser conscientes que tras un daño cerebral, o durante una enfermedad neurodegenerativa, nuestras capacidades cambian, y que éstas deben ser evaluadas de nuevo.  

¿Y qué pasos debo seguir para adaptar mi vehículo?

1) Poseer el certificado de minusvalía.

2) Ir a la Jefatura Provincial de Tráfico, rellenar un impreso y acudir a un centro médico. Allí valorarán tus capacidades y determinarán las adaptaciones necesarias.

Como ya se ha comentado, los centros médicos (psicotécnicos), deben estar especializados en la valoración de personas con discapacidad. La DGT te puede proporcionar las direcciones de estos centros.

Una vez evaluadas tus capacidades, y determinadas las adaptaciones necesarias, el Terapeuta Ocupacional puede asesorarte sobre los productos de apoyo que existen en el mercado (estándar o personalizados) para facilitar la conducción (pomo al volante, acelerador de aro, inversor del pedal del acelerador, inversor del freno de estacionamiento, telecomando por infrarrojos…)

En la Universidad de Valencia, hay un simulador en el que se pueden probar las adaptaciones que se necesitan antes de hacerlas. Se puede pedir cita a través del CEAPAT.

3)      Pasar una “prueba en pista” en la DGT,  con el fin de asegurarnos de que hemos adquirido las destrezas necesarias para conducir con esas adaptaciones. Aquí tenemos dos opciones:

  • Ir a una autoescuela adaptada y dar las clases prácticas con uno de sus  vehículos adaptados.
  • Ir a un taller especializado y adaptar tu propio coche. Con él aprendes el manejo y las destrezas necesarias para conducir con las nuevas adaptaciones y después pasas la “prueba en pista”.

Los coches, nunca salen de fábrica adaptados, sino que se compran y después se llevan a empresas dedicadas a la adaptación de vehículos. En Madrid, hay empresas que se dedican a realizar adaptaciones de los mandos de los coches como son Equipos Medina, Adaptauto, Valverauto

Si por el contrario, lo que necesitamos es realizar un cajeado en la parte trasera del vehículo para colocar una rampa y que la persona pueda acceder al interior del vehículo en su silla de ruedas, nos podemos dirigir a empresas como Grupo Élite o Rehatrans.

Otra opción para este caso, es el uso de eurotaxis (taxis adaptados con cajeados y rampa en la parte trasera), o el alquiler de un vehículo adaptado, para que la familia pueda conducirlo. Hay empresas como LAMBEA o ASC que se dedican a ello.

¿Y…. qué beneficios tengo? :

En este caso, el certificado de minusvalía (mínimo 33%), sirve para la solicitud de ayudas, como:

  • Ayudas para la adaptación del coche (compra del vehículo, adaptaciones y clases prácticas de la autoescuela, previa factura), se realizarán a través de las ayudas que conceden las Comunidades Autónomas.
  • Exención del impuesto de matriculación (no importa que la persona sea conductora o no).
  • IVA reducido al 4%, (adquisición y adaptación de vehículos, independientemente de que la persona sea o no el conductor).
  • Deducción de los gastos de adaptación del vehículo hasta en un 15% en la Declaración de la Renta.
  •  Exención del Impuesto de circulación (hasta los 13,5 caballos si la persona es conductora, y hasta los 12 si no es conductora).
  • Posibilidad de solicitar la tarjeta de aparcamiento a través de los ayuntamientos.

 Otros datos a tener en cuenta:

 –  Las nuevas adaptaciones figurarán en el carné de conducir que expida tráfico con su código correspondiente (códigos normalizados tráfico).

–   También hay que tener en cuenta las limitaciones o restricciones que pondrá Tráfico, y que dependerán del tipo de adaptaciones que se realicen.

–    Pasar la ITV de las piezas adaptadas y figurar las adaptaciones en la póliza del seguro.

A continuación, os dejamos una guía muy práctica, con información referente a la adaptación de vehículos. Está elaborada por ASEM (Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Galicia). Es importante tener en cuenta, que las ayudas pueden variar de una comunidad autónoma a otra.

La podéis descargar, pinchando en el siguiente enlace:

http://www.asemgalicia.com/biblioteca/guia_recursos_ayuda/Las%20personas%20con%20discapacidad%20al%20volante.pdf

Autora artículo: Yolanda Carretero Serrano. Terapeuta Ocupacional.  

Si tienes cualquier duda o necesitas más información, no dudes en contactar conmigo a través del mail: yolanda.carretero@gmail.com

Fuente imagen: http://cargocollective.com/bowiedesign

 

NUEVAS OPCIONES EN LA PREVENCION DE LAS MIGRAÑAS.

migraña

 

Son muchos los pacientes que sufren migrañas, con diversas etiologías neurológicas, como el TCE,  vasculitis o epilepsia.

Varios estudios han demostrado que a mayor frecuencia de migrañas mayor posibilidad de padecer un ictus.

El Dr. Christopher Deiner del hospital universitario de Essen en Alemania nos da varias indicaciones de cómo podremos prevenir los episodios de migraña.

Necesitamos conocer terapias preventivas, y la profilaxis en la migraña abarca dos aspectos:

Uno es el tratamiento no médico con ejercicio, psicoterapia, y control del estrés. El otro es el tratamiento farmacológico. Podemos usar varios fármacos como el propanolol, la amitriptilina, funaricina, ácido valproico y topiramato. Con la excepción del topiramato, todos los demás fármacos se asocian con ganancia de peso, algo que no nos gusta demasiado a las mujeres, que solemos ser las más afectadas por las migrañas. Por lo tanto deben buscarse otras alternativas.

Se ha realizado un estudio en Noruega, inluyendo a 72 pacientes, la mayoría mujeres, con una edad media de 37 años. En un estudio previo, en fase 2 ya se había demostrado   el efecto beneficioso del candesartán en la frecuencia de migrañas comparadas con el placebo. Este mismo grupo de pacientes ha sido ahora incluido en otro estudio en fase 3.

En el estudio se comparaba la dosis de 16 mg de candesartán, con 160 mg de propanolol comparándolos con el placebo. El tratamiento se prolongó durante 12 semanas, seguido de un período de descanso de 4 semanas, momento en el que los pacientes cambiaban de tratamiento.

Al final se demostró que los dos tratamientos reducían la frecuencia de migrañas. Los pacientes que se consideraban respondedores al tratamiento eran aquellos en los que la migraña se reducía hasta en un 50%. Los pacientes que tomaban el placebo tenían un 23% de disminución, los que tomaban candesartán disminuían un 43% y un 40% con el propanolol.

Ambos fármacos parecen ser efectivos, aunque a las dosis establecidas, además de producir ganancia de peso, también producen debilidad. Además no están aprobados todavía en las terapias de la migraña.

Autora: Ana Belén Cordal López