«E-Dura»: nuevo implante con buenos resultados para lesionados medulares.

Un grupo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, ha creado E-Dura, un implante flexible que permite la estimulación de la médula espinal cuando ha sufrido un daño, mejorando las funciones de sensibilidad (tacto, presión, temperatura…) y movilidad.

Este hallazgo ha sido publicado en la revista Science, y podría servir no sólo para lesiones medulares, sino también para personas con neuralgia crónica o otras enfermedades como el Parkinson.

Resultado de imagen de e-dura
La diferencia de este dispositivo con otros anteriores es que al ser flexible y elástico (consigue simular a un tejido vivo), evita complicaciones como inflamación, cicatrices e incluso rechazos.  Al dispositivo, le han denominado «E-Dura» (por poseer las mismas propiedades mecánicas que la  «duramadre«), y consigue estimular la médula espinal de forma eléctrica y química.
Los experimentos llevados a cabo hasta ahora en ratones, han obtenido muy buenos resultados, a los dos meses de la colocación del implante, los ratones no presentaban ningún efecto secundario ni rechazo, recuperando la movilidad total. La vida útil de este dispositivo podría ser de diez años.

Fuente noticia: http://es.blastingnews.com/ciencia/2017/11/e-dura-la-esperanza-para-la-paralisis-provocada-por-danos-neuronales-002141253.html

Fuente imagen: https://actu.epfl.ch/news/neuroprosthetics-for-paralysis-an-new-implant-on-t/

 

E-Dura: dispositivo en estudio que permitiría caminar a lesionados medulares

El equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EFPL), ha creado un dispositivo, la e-Dura (duramadre electrónica) que permite implantarse y estimular a la médula espinal en el punto de lesión.
Se han realizado ensayos en ratas paralíticas implantando este dispositivo, y después de un periodo de entrenamiento, han conseguido volver a caminar. Además, no se ha observado ningún tipo de rechazo durante dos meses, por lo que se podría decir que la implantación es compatible a largo plazo.
La e-Dura, es un dispositivo que cuenta con unas propiedades mecánico-flexibles y elásticas prácticamente iguales a las del tejido natural, por lo que al implantarlo, no produciría ni fricción ni abrasión tisular. El implante está fabricado con un sustrato transparente de silicio donde están todos los elementos electrónicos y químicos para poder estimular a la médula espinal.
http://spectrum.ieee.org/tech-talk/biomedical/bionics/stretchy-flexible-electronics-enable-longlasting-brain-implants

El éxito se puede basar en que este implante tiene las mismas propiedades mecánicas que la propia duramadre, por lo que esperemos que se abran nuevas posibilidades terapéuticas para pacientes que han sufrido un traumatismo o trastornos neurológicos, en particular para aquellos que han sufrido una lesión medular. También se podría llegar a utilizar para los tratamientos de la epilepsia, Parkinson y terapia contra el dolor.

Se tiene planificado realizar ensayos clínicos en seres humanos y ya estarían preparando un prototipo para su comercialización. Han llegado a estimar que dicho implante podría funcionar hasta casi diez años en un paciente humano.

Fuente noticia: http://cincodias.com/cincodias/2015/01/12/lifestyle/1421097044_435086.html