Artículo: “Vejiga Neurógena y Terapia Ocupacional”.

Hoy queremos compartir con todos vosotros, un nuevo artículo que os puede servir de mucha utilidad. Está elaborado por Patricia Madurga y Héctor Robles, dos Terapeutas Ocupacionales con experiencia en daño cerebral que actualmente trabajan en México.

Una vez más, muchas gracias a Patricia y a Héctor por vuestra colaboración!

VEJIGA NEURÓGENA Y TERAPIA OCUPACIONAL 

imagen-1

La vejiga neurógena consiste en una función anormal de la vejiga, que carece de control vesical por afección cerebral, de la médula espinal o de los nervios.  Las causas son variadas ya que cualquier trastorno que interfiera con los nervios que controlan la vejiga o el esfínter pueden ocasionarla: lesiones medulares, infecciones cerebrales o medulares, accidentes cerebrovasculares,  esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, neuropatía diabética, lesión de los nervios durante una cirugía pélvica o tumores.

Los síntomas, aunque dependen de la causa y pueden presentarse de forma diferente en cada individuo, son principalmente:

  • Incontinencia urinaria.
  • Goteo del flujo urinario.
  • Escurrir mientras se orina.
  • Incapacidad para orinar (retención de orina).
  • Exceso de orina debido a una vejiga llena.
  • Dolor al orinar.

imagen-2

Existen varios tipos de vejiga neurógena:

    1. Espástica o Refleja: presenta contracciones vesicales involuntarias y percibe la necesidad de orinar, incluso cuando hay poca cantidad o nada de orina en la vejiga, por lo que se vacía automáticamente y los pacientes no saben en qué momento sucederá. Normalmente, las contracciones se producen de forma descoordinada con el músculo que cierra la vejiga (esfinter urinario) esto hace que el paciente presente pérdidas de orina.
    1. Vejiga flácida o no refleja: los músculos de la vejiga se encuentran flácidos, no se siente cuando la vejiga está llena por lo que se llena hasta rebosar y la orina gotea. Es necesario, en estos casos, realizar maniobras de vaciado como la maniobra de Credé, Valsalva o cateterismo.
    1. Mixta: casos que presentan elementos tanto de la vejiga flácida como de la espástica.

imagen-3

Es importante en este diagnóstico el manejo y tratamiento multidisciplinar en el que se combine terapia farmacológica, métodos adecuados de vaciamiento y hábitos saludables.

Consideramos vital poder crear una red de cooperación entre profesionales y paciente así como familiares en el caso de pacientes pediátricos o cuidadores, bien sean pacientes adultos o pediátricos, con los objetivos de:

  • Conservar la función renal normal.
  • Evitar infecciones de orina.
  • Prevenir enfermedades renales crónicas.
  • Adaptarse a la sociedad.
  • Mejorar la calidad de vida.

Desde el área de Terapia Ocupacional, en la que nuestra prioridad es mejorar la calidad de vida del paciente así como potenciar su autonomía e independencia en esta actividad de la vida diaria, trabajamos como parte del equipo reforzando el método de vaciamiento adecuado según las indicaciones médicas y brindando en estrategias que puedan favorecer su desempeño:

  • Reconocer los síntomas de  una infección urinaria (fiebre, ardor, dolor en la espalda baja o aumento de la necesidad de orinar).
  • Elaborar un diario en el que se registre lo horarios, cantidades y existencia de goteo al orinar para poder elaborar rutinas de vaciamiento.
  • Realizar ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico.
  • Enseñanza de la Maniobra de Credé si existe indicación médica para ello.
  • Reforzar los beneficios de realizar un sondaje adecuado así como los cuidados necesarios para ello.
  • Establecer rutinas y hábitos saludables incluyendo una dieta rica en fibra y con la ingesta hídrica necesaria.
  • Favorecer, a través de cuestionario de roles e intereses, actividades de ocio y deportivas que potencien una vida activa que favorezca el manejo de la vejiga e intestino neurogénico.

Autores del artículo: 

Patricia Madurga Mena, Terapeuta Ocupacional.

Héctor Robles Santalla, Terapeuta Ocupacional y Máster en Neuropsicología Clínica.

Bibliografía:

Litton, J. Salinas. Manual de vejiga neurógena traumática. Editorial Mafre 1993.

Montoto Marqués. Lesión Medular y vejiga neurógena: valoración y rehabilitación. Ars Médica 2005.

E. Martinez-Agulló, J.P. Burgués Gasión, J.M. Alapón Alacreu. Vejiga Neurógena, conceptos básicos. Clínicas Urológicas de la Complutense. Nº 8. 2000

No olvidéis, que el 13 de Mayo, comenzamos nuestro curso universitario de especialización “Intervención en Mano Neurológica. Nivel Básico”. Todavía estáis a tiempo de apuntaros!! No lo dudéis!!

CURSO de mano básico definitivo

Fuente imágenes:

http://www.diabetesbienestarysalud.com/2016/01/vejiga-neurogenica/

http://www.imgrum.net/tag/neur%C3%B3gena

http://mujerbien.com/vejiga-neurogenica-y-disinergia-del-esfinter-uretral/

LESIÓN MEDULAR: Manual para el manejo de la vejiga neurógena.

Hoy Miércoles, os queremos dejar un MANUAL sobre el manejo clínico de la disfunción vesicouretral neurógena en la LESIÓN MEDULAR.

La iniciativa de este manual, ha surgido de la Sociedad Española de Paraplejia y de la Asociación Española de Urología, con la colaboración de Coloplast. La idea era crear un manual que pudiera recoger las orientaciones comunes para el manejo de la vejiga neurógena en ellesionado medular.

En él han intervenido un grupo de expertos clínicos, rehabilitadores y urólogos, pertenecientes a hospitales de todo el ámbito nacional, como del Hospital de Parapléjicos de Toledo, del Instituto Guttman, del Hospital Vall d’ Hebrón, del Hospital de La Fe (Valencia), y otros hospitales situados en Sevilla, Cádiz, La Coruña, Granada, Bilbao, Zaragoza, Las Palmas y Oviedo.

En este manual podrás encontrar:

  • Una breve introducción, así como la terminología y nomenclatura común.
  • Fármacos en vejiga neurógena.
  • Lesión medular y tipos.
  • Diagnóstico neuro-urológico.
  • Fisiología, inervación del tracto urinario inferior y clasificación de la disfunción neurógena.
  • Cómo es el manejo urológico de la vejiga neurógena en la fase aguda.
  • El tratamiento en la fase crónica, y medidas para mejorar la capacidad así como el vaciado vesical.
  • Tratamientos invasivos y cirugía.
  • Complicaciones y factores de riesgo.
  • Calidad de vida relacionada con la vejiga neurógena en lesionados medulares.

La guía también cuenta con algunos cuestionarios sobre calidad de vida y lesión medular.

Podéis descargarla, pinchando sobre el siguiente enlace:

http://www.enfervalencia.org/pub/documentos_pub/plan-cuidados-paciente-con-vn.pdf

 

 

LESIÓN MEDULAR: Manual para el manejo de la vejiga neurógena.

Hoy Miércoles, os queremos dejar un MANUAL sobre el manejo clínico de la disfunción vesicouretral neurógena en la LESIÓN MEDULAR.

La iniciativa de este manual, ha surgido de la Sociedad Española de Paraplejia y de la Asociación Española de Urología, con la colaboración de Coloplast. La idea era crear un manual que pudiera recoger las orientaciones comunes para el manejo de la vejiga neurógena en ellesionado medular.

En él han intervenido un grupo de expertos clínicos, rehabilitadores y urólogos, pertenecientes a hospitales de todo el ámbito nacional, como del Hospital de Parapléjicos de Toledo, del Instituto Guttman, del Hospital Vall d’ Hebrón, del Hospital de La Fe (Valencia), y otros hospitales situados en Sevilla, Cádiz, La Coruña, Granada, Bilbao, Zaragoza, Las Palmas y Oviedo.

En este manual podrás encontrar:

  • Una breve introducción, así como la terminología y nomenclatura común.
  • Fármacos en vejiga neurógena.
  • Lesión medular y tipos.
  • Diagnóstico neuro-urológico.
  • Fisiología, inervación del tracto urinario inferior y clasificación de la disfunción neurógena.
  • Cómo es el manejo urológico de la vejiga neurógena en la fase aguda.
  • El tratamiento en la fase crónica, y medidas para mejorar la capacidad así como el vaciado vesical.
  • Tratamientos invasivos y cirugía.
  • Complicaciones y factores de riesgo.
  • Calidad de vida relacionada con la vejiga neurógena en lesionados medulares.

La guía también cuenta con algunos cuestionarios sobre calidad de vida y lesión medular.

Podéis descargarla, pinchando sobre el siguiente enlace:

http://www.sociedaddeparaplejia.com/descargas/ManualVejigaNeurogena_Coloplast.pdf?PHPSESSID=8418ddebf7ed12a71b8213733f386aae

Nuevo artículo: Vejiga Neurógena y Terapia Ocupacional.

Hoy queremos compartir con todos vosotros, un nuevo artículo que os puede servir de mucha utilidad. Está elaborado por Patricia Madurga y Héctor Robles, dos Terapeutas Ocupacionales con experiencia en daño cerebral que actualmente trabajan en México.

Una vez más, muchas gracias a Patricia y a Héctor por vuestra colaboración!

VEJIGA NEURÓGENA Y TERAPIA OCUPACIONAL 

imagen-1

La vejiga neurógena consiste en una función anormal de la vejiga, que carece de control vesical por afección cerebral, de la médula espinal o de los nervios.  Las causas son variadas ya que cualquier trastorno que interfiera con los nervios que controlan la vejiga o el esfínter pueden ocasionarla: lesiones medulares, infecciones cerebrales o medulares, accidentes cerebrovasculares,  esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, neuropatía diabética, lesión de los nervios durante una cirugía pélvica o tumores.

Los síntomas, aunque dependen de la causa y pueden presentarse de forma diferente en cada individuo, son principalmente:

  • Incontinencia urinaria.
  • Goteo del flujo urinario.
  • Escurrir mientras se orina.
  • Incapacidad para orinar (retención de orina).
  • Exceso de orina debido a una vejiga llena.
  • Dolor al orinar.

imagen-2

Existen varios tipos de vejiga neurógena:

    1. Espástica o Refleja: presenta contracciones vesicales involuntarias y percibe la necesidad de orinar, incluso cuando hay poca cantidad o nada de orina en la vejiga, por lo que se vacía automáticamente y los pacientes no saben en qué momento sucederá. Normalmente, las contracciones se producen de forma descoordinada con el músculo que cierra la vejiga (esfinter urinario) esto hace que el paciente presente pérdidas de orina.
    1. Vejiga flácida o no refleja: los músculos de la vejiga se encuentran flácidos, no se siente cuando la vejiga está llena por lo que se llena hasta rebosar y la orina gotea. Es necesario, en estos casos, realizar maniobras de vaciado como la maniobra de Credé, Valsalva o cateterismo.
    1. Mixta: casos que presentan elementos tanto de la vejiga flácida como de la espástica.

imagen-3

Es importante en este diagnóstico el manejo y tratamiento multidisciplinar en el que se combine terapia farmacológica, métodos adecuados de vaciamiento y hábitos saludables.

Consideramos vital poder crear una red de cooperación entre profesionales y paciente así como familiares en el caso de pacientes pediátricos o cuidadores, bien sean pacientes adultos o pediátricos, con los objetivos de:

  • Conservar la función renal normal.
  • Evitar infecciones de orina.
  • Prevenir enfermedades renales crónicas.
  • Adaptarse a la sociedad.
  • Mejorar la calidad de vida.

Desde el área de Terapia Ocupacional, en la que nuestra prioridad es mejorar la calidad de vida del paciente así como potenciar su autonomía e independencia en esta actividad de la vida diaria, trabajamos como parte del equipo reforzando el método de vaciamiento adecuado según las indicaciones médicas y brindando en estrategias que puedan favorecer su desempeño:

  • Reconocer los síntomas de  una infección urinaria (fiebre, ardor, dolor en la espalda baja o aumento de la necesidad de orinar).
  • Elaborar un diario en el que se registre lo horarios, cantidades y existencia de goteo al orinar para poder elaborar rutinas de vaciamiento.
  • Realizar ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico.
  • Enseñanza de la Maniobra de Credé si existe indicación médica para ello.
  • Reforzar los beneficios de realizar un sondaje adecuado así como los cuidados necesarios para ello.
  • Establecer rutinas y hábitos saludables incluyendo una dieta rica en fibra y con la ingesta hídrica necesaria.
  • Favorecer, a través de cuestionario de roles e intereses, actividades de ocio y deportivas que potencien una vida activa que favorezca el manejo de la vejiga e intestino neurogénico.

Autores del artículo: 

Patricia Madurga Mena, Terapeuta Ocupacional.

Héctor Robles Santalla, Terapeuta Ocupacional y Máster en Neuropsicología Clínica.

Bibliografía:

Litton, J. Salinas. Manual de vejiga neurógena traumática. Editorial Mafre 1993.

Montoto Marqués. Lesión Medular y vejiga neurógena: valoración y rehabilitación. Ars Médica 2005.

E. Martinez-Agulló, J.P. Burgués Gasión, J.M. Alapón Alacreu. Vejiga Neurógena, conceptos básicos. Clínicas Urológicas de la Complutense. Nº 8. 2000

Fuente imágenes:

http://www.diabetesbienestarysalud.com/2016/01/vejiga-neurogenica/

http://www.imgrum.net/tag/neur%C3%B3gena

http://mujerbien.com/vejiga-neurogenica-y-disinergia-del-esfinter-uretral/

 

 

Artículo: Uso de la toxina botulínica en los problemas vesicales.

incontinencia urinaria 2

La toxina botulínica tipo A, cada vez es más usada en nuestros pacientes. Disponemos de varias toxinas comercializadas con distintas indicaciones (Botox, Xeomín o Dysport son  las más usadas), que además de ser aplicadas  en medicina estética, son cada vez más empleadas en complicaciones vesicales como la incontinencia de orina. Hace dos años, Botox consiguió la indicación en problemas vesicales.

Un paciente tras un ictus, un traumatismo craneoencefálico o una lesión medular va a sufrir las consecuencias de los síntomas derivados de sus problemas vesicales. Además son cada vez más las mujeres que acuden a consultas para diagnóstico y tratamiento de incontinencia urinaria tras partos, tumores ginecológicos o de varones tras cirugía de cánceres de próstata.

En muchos casos los pacientes deben de ser sometidos a cirugías reconstructivas, pero cada vez se está usando más la infiltración de toxina botulínica en la hiperactividad del músculo detrusor, con el beneficio de menos aparición de  complicaciones postinfiltración.

control vesical

Se presentaron estudios concluyentes en un Congreso de la Asociación Americana de Urología. ( Ya en Octubre de 2012 se había publicado la Guía de manejo de vejiga no  neurogénica  (enlace), en ella se hacen varias recomendaciones, que podemos resumir en varios puntos:

  1. Diagnóstico: debemos realizar una perfecta historia clínica, con examen físico y análisis de orina. Si lo creemos conveniente también realizaremos un urocultivo y pasar distintos cuestionarios de frecuencia miccional.  El estudio urodinámico, la cistoscopia y la ecografía renal y vesical se realizarán en los casos complicados.
  2. Primera línea de tratamiento: se incluye la Fisioterapia de suelo pélvico.
  3. Fármacos antimuscarínicos: no deben ser usados en pacientes con glaucoma, problemas de vaciamento gástrico o con retención urinaria. Hay que tener cuidado en el paciente anciano frágil que esté en tratamiento con fármacos  para parkinson o demencia.
  4. Terapias neuromoduladoras: la neuromodulación sacral se realizará en pacientes que no responden a los anteriores tratamientos o que están pendientes de ser intervenidos. Otro tratamiento aprobado y que podemos utilizar es la Electroestimulación periférica del nervio tibial usando una aguja de acupuntura.
  5. Inyecciones intravesicales  en el músculo detrusor de Toxina Botulínica tipo A: puede realizarse al fallar las anteriores terapias, en pacientes seleccionados y correctamente seguidos en centros hospitalarios o clínicas especializadas. El uso en urología reciente consiste en inyecciones del detrusor para disminuir la hiperreflexia. Cabe destacar el estudio publicado por Reiz confirmando su seguridad y efectividad.

Los pacientes que no responden a la Fisioterapia, tras  electroestimulación combinada con tratamiento farmacológico, son remitidos normalmente a Urología, dónde se les puede realizar una Citoplastia. Pero el problema es que puede asociarse con complicaciones médicas como la pielonefritis, cálculos vesicales, insuficiencia renal crónica o ruptura vesical.

En un trabajo presentado por el Dr Padmanabhan de la Universidad de Kansas,  se incluyeron pacientes con hiperactividad del músculo detrusor valorados entre el año 2003 y el 2013, que fueron refractarios a los fármacos anticolinérgicos. En unos pacientes se realizaba cistoplastia, en otras ciscectomía y en otro grupo se infiltraba toxina botulínica.

En los pacientes que eran operados aparecían complicaciones: ileo paralítico, obstrucción intestinal o perforación vesical en la cistoplastia. Mientras que la única complicación que aparecía en el 6% de los pacientes infiltrados con toxina era la retención vesical. Además el tratamiento con toxina era en 40% más barata que la cirugía.

Se utiliza una fórmula liposómica de la toxina para proteger el urotelio lipofílico, notándose mejoría a las 4 semanas, dismunuyendo el número de episodios de pérdidas de orina.

Autora: Ana Belén Cordal López.

Manual para el manejo de la vejiga neurógena en LESIÓN MEDULAR

Hoy martes, os queremos dejar un MANUAL sobre el manejo clínico de la disfunción vesicouretral neurógena en la LESIÓN MEDULAR.

La iniciativa de este manual, ha surgido de la Sociedad Española de Paraplejia y de la Asociación Española de Urología, con la colaboración de Coloplast. La idea era crear un manual que pudiera recoger las orientaciones comunes para el manejo de la vejiga neurógena en el lesionado medular.

En él han intervenido un grupo de expertos clínicos, rehabilitadores y urólogos, pertenecientes a hospitales de todo el ámbito nacional, como del Hospital de Parapléjicos de Toledo, del Instituto Guttman, del Hospital Vall d’ Hebrón, del Hospital de La Fe (Valencia), y otros hospitales situados en Sevilla, Cádiz, La Coruña, Granada, Bilbao, Zaragoza, Las Palmas y Oviedo.

En este manual podrás encontrar:

  • Una breve introducción, así como la terminología y nomenclatura común.
  • Fármacos en vejiga neurógena.
  • Lesión medular y tipos.
  • Diagnóstico neuro-urológico.
  • Fisiología, inervación del tracto urinario inferior y clasificación de la disfunción neurógena.
  • Cómo es el manejo urológico de la vejiga neurógena en la fase aguda.
  • El tratamiento en la fase crónica, y medidas para mejorar la capacidad así como el vaciado vesical.
  • Tratamientos invasivos y cirugía.
  • Complicaciones y factores de riesgo.
  • Calidad de vida relacionada con la vejiga neurógena en lesionados medulares.

La guía también cuenta con algunos cuestionarios sobre calidad de vida y lesión medular.

Podéis descargarla, pinchando sobre el siguiente enlace:

http://www.sociedaddeparaplejia.com/descargas/ManualVejigaNeurogena_Coloplast.pdf?PHPSESSID=8418ddebf7ed12a71b8213733f386aae

Fuente imagen: http://www.immedicohospitalario.es/uploads/protocolo_sanidad_4940_17104646.jpg