Innovador implante cerebral logra que los monos puedan caminar

El estudio publicado en la revista Nature , se basa en un sistema interfaz cerebro-espinal, que consiste en unos implantes eléctricos que permiten que las señales que se originan en la corteza motora sean transmitidas hasta la región lumbar para permitir el movimiento de los miembros inferiores.

Este sistema, que ha sido probado en monos con daño en la espina dorsal, les ha permitido «caminar» en menos de seis días después de haber sufrido las lesiones.

 

Según Grégoire Courtine, coautor del estudio, “es la primera vez que la neurotecnología restaura le movilidad en primates”, no obstante, advirtió que todavía “quedan muchos desafíos por delante y podría tomar varios años antes de que todos los componentes de esta intervención puedan ser probados en personas”.

Esta interfaz cerebro-espinal, consiste en una matriz de electrodos que se coloca sobre la corteza motora con el fin de registrar las señales originadas cuando los animales trataban de caminar. Esta actividad neuronal se transmitió de forma inalámbrica a un computador de control que utilizó un algoritmo para identificar señales que codificaron la flexo-extensión de los músculos.

Después de que las señales cerebrales han sido decodificadas, el computador las envía a un electrodo que se encontraba en la región lumbar y por debajo de la lesión. Este electrodo estimula eléctricamente redes neuronales, provocando la contracción de los músculos de las piernas.

Según Erwan Bezard, “El primate pudo caminar inmediatamente una vez que la interfaz cerebro-espinal fue activada”.  Ya se ha aprobado una investigación que involucra la interfaz cerebro-espinal en humanos.

Aquí os dejamos un vídeo explicativo:

Fuente noticia: http://www.elciudadano.cl/2016/11/10/338003/monos-con-paralisis-logran-caminar-gracias-a-un-innovador-implante-cerebral1/

 

E-Dura: dispositivo en estudio que permitiría caminar a lesionados medulares

El equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EFPL), ha creado un dispositivo, la e-Dura (duramadre electrónica) que permite implantarse y estimular a la médula espinal en el punto de lesión.
Se han realizado ensayos en ratas paralíticas implantando este dispositivo, y después de un periodo de entrenamiento, han conseguido volver a caminar. Además, no se ha observado ningún tipo de rechazo durante dos meses, por lo que se podría decir que la implantación es compatible a largo plazo.
La e-Dura, es un dispositivo que cuenta con unas propiedades mecánico-flexibles y elásticas prácticamente iguales a las del tejido natural, por lo que al implantarlo, no produciría ni fricción ni abrasión tisular. El implante está fabricado con un sustrato transparente de silicio donde están todos los elementos electrónicos y químicos para poder estimular a la médula espinal.
http://spectrum.ieee.org/tech-talk/biomedical/bionics/stretchy-flexible-electronics-enable-longlasting-brain-implants

El éxito se puede basar en que este implante tiene las mismas propiedades mecánicas que la propia duramadre, por lo que esperemos que se abran nuevas posibilidades terapéuticas para pacientes que han sufrido un traumatismo o trastornos neurológicos, en particular para aquellos que han sufrido una lesión medular. También se podría llegar a utilizar para los tratamientos de la epilepsia, Parkinson y terapia contra el dolor.

Se tiene planificado realizar ensayos clínicos en seres humanos y ya estarían preparando un prototipo para su comercialización. Han llegado a estimar que dicho implante podría funcionar hasta casi diez años en un paciente humano.

Fuente noticia: http://cincodias.com/cincodias/2015/01/12/lifestyle/1421097044_435086.html