Artículo: ¿POR QUÉ A VECES LOS PACIENTES CON HEMIPLEJIA DAN PASOS MUY CORTOS CON EL MIEMBRO INFERIOR NO AFECTADO?

Si observamos la marcha de un afectado de hemiplejia, a menudo observamos que el paso con la pierna no afectada es más corto tanto en longitud como en duración. ¿A qué se debe?

A varios factores:

El primero,  es la disminución de tono en la fase de apoyo de la pierna afectada. Mientras que en la marcha normal de una persona sana la fase de apoyo es la que involucra un mayor tono muscular y en la fase de oscilación el tono disminuye siendo la inercia principalmente la que ayuda al movimiento, en la marcha hemipléjica, esta fase de apoyo no alcanza el tono antigravitaorio suficiente y la persona, al sentirse insegura y no sostenida por la pierna, tiende a acortar esta fase lo máximo posible. Y al acortarse el apoyo en la pierna afectada,  la fase de oscilación de la pierna sana se ve también reducida.

Por otro lado, la espasticidad habitual del tríceps sural, es decir, de la pantorrilla, impide el desplazamiento de la tibia hacia delante en la fase de apoyo. Si la tibia de la pierna afectada no puede desplazarse adelante, la pierna sana en su oscilación apenas podrá sobrepasar la afectada

Y por último, por citar tres factores aunque habría más, cada parte del pie está especializada en una función.  El pie “externo” (calcáneo, cuboides y dos últimos radios) está preparado en recibir la carga, es el pie de recepción. Por ello tras el choque de talón, en la marcha normal, el peso del cuerpo se centra en el borde externo. El pie “interno”(astrágalo, semilunar, cuñas y tres primeros radios),  está especializado en la propulsión.

astragalo

 FUENTE IMAGEN: LIBRO “COLECCIÓN KAPANDJI. FISIOLOGÍA ARTICULAR”.

Por ello, en la marcha de un sujeto sano, se produce un giro en la articulación subastragalina durante la fase de apoyo pasando de varo a relativo valgo.

pie carga  pie propulsión

Sin embargo, el pie hemipléjico normalmente es equino-varo, lo que quiere decir que está fijado en la posición de flexión plantar e inversión, impidiendo realizar este giro. En el momento del despegue, no se ha podido transferir el peso a la parte interna del pie que es la especializada en la propulsión por lo que ésta es mínima.

Por eso, aunque a priori pueda sorprendernos, es totalmente lógico que con frecuencia, los pasoscon la extremidad sana sean más cortos que con la extremidad afectada.

Autora del artículo: Beatriz Tierno Tierno. Fisioterapeuta y Terapeuta Ocupacional.
E-mail: beatriztiernotierno@gmail.com

 

Nuevo artículo: ¿POR QUÉ A VECES LOS PACIENTES CON HEMIPLEJIA DAN PASOS MUY CORTOS CON EL MIEMBRO INFERIOR NO AFECTADO?

Si observamos la marcha de un afectado de hemiplejia, a menudo observamos que el paso con la pierna no afectada es más corto tanto en longitud como en duración. ¿A qué se debe?

A varios factores:

El primero,  es la disminución de tono en la fase de apoyo de la pierna afectada. Mientras que en la marcha normal de una persona sana la fase de apoyo es la que involucra un mayor tono muscular y en la fase de oscilación el tono disminuye siendo la inercia principalmente la que ayuda al movimiento, en la marcha hemipléjica, esta fase de apoyo no alcanza el tono antigravitaorio suficiente y la persona, al sentirse insegura y no sostenida por la pierna, tiende a acortar esta fase lo máximo posible. Y al acortarse el apoyo en la pierna afectada,  la fase de oscilación de la pierna sana se ve también reducida.

Por otro lado, la espasticidad habitual del tríceps sural, es decir, de la pantorrilla, impide el desplazamiento de la tibia hacia delante en la fase de apoyo. Si la tibia de la pierna afectada no puede desplazarse adelante, la pierna sana en su oscilación apenas podrá sobrepasar la afectada

Y por último, por citar tres factores aunque habría más, cada parte del pie está especializada en una función.  El pie “externo” (calcáneo, cuboides y dos últimos radios) está preparado en recibir la carga, es el pie de recepción. Por ello tras el choque de talón, en la marcha normal, el peso del cuerpo se centra en el borde externo. El pie “interno”(astrágalo, semilunar, cuñas y tres primeros radios),  está especializado en la propulsión.

astragalo

 Fuente imagen: Libro “Colección Kapandji. Fisiología Articular”.

Por ello, en la marcha de un sujeto sano, se produce un giro en la articulación subastragalina durante la fase de apoyo pasando de varo a relativo valgo.

pie carga  pie propulsión

Sin embargo, el pie hemipléjico normalmente es equino-varo, lo que quiere decir que está fijado en la posición de flexión plantar e inversión, impidiendo realizar este giro. En el momento del despegue, no se ha podido transferir el peso a la parte interna del pie que es la especializada en la propulsión por lo que ésta es mínima.

Por eso, aunque a priori pueda sorprendernos, es totalmente lógico que con frecuencia, los pasos con la extremidad sana sean más cortos que con la extremidad afectada.

Autora del artículo: Beatriz Tierno Tierno. Fisioterapeuta y Terapeuta Ocupacional.
E-mail: beatriztiernotierno@gmail.com

 

 

 

¿Cómo entrenar la independencia en AVD en pacientes con hemiplejia? Videos demostrativos.

Desde que comenzamos la carrera de Terapia Ocupacional, hay algo que nos resuena de forma continuada y que tenemos grabado “a fuego” . Tenemos que dotar al paciente de nuevas capacidades que le ayuden a adaptarse a su nueva situación, después de haber sufrido una lesión o aparición de enfermedad. En este caso, me voy a centrar en pacientes con hemiplejia/ hemiparesia.

Hemos hablado en otros artículos de términos de “recuperación” ,”compensación” y “adaptación” . En este caso, no entraré a debatir cual es el momento más adecuado para ello, pero independientemente del momento del proceso rehabilitador en que se encuentre el paciente, debemos dotarle con todas las herramientas que estén en nuestra mano para que el paciente sea lo más autónomo posible. 

descarga (3)

Si hablamos de independencia, hablamos de Actividades de la Vida Diaria (AVD). Yo, cuando cursé la carrera, me enseñaron casi de forma estandarizada como tenemos que entrenar el vestido de un paciente con hemiplejia o atarse los cordones (yo recuerdo que me enseñaron alguna forma que a día de hoy, no he conseguido hacerlo por mí misma)..

La verdad, es que la experiencia me ha enseñado que la realidad va más lejos que eso de aquello que me enseñaron, con todos mis respetos a aquellas grandes profesionales. Creo que aunque seguimos ciertas reglas o normas globales en este tipo de patologías, desde mi punto de vista profesional, debemos hacerlo de forma individualizada, y adaptarlo a su forma de hacerlo antes de que se produjera esa lesión. Es decir, si la persona acostumbraba a ponerse la camiseta primero por un brazo y después por el otro, porque si “el vestido del hemiplejico” da otra secuencia le tengo que obligar a hacerlo así, si lo podemos practicar de esa manera también.

Con respecto a formas prácticas de entrenamiento, hay varios vídeos en la web que a mí me parece que lo explican de forma muy clara y práctica, que nos pueden servir como guía, para adaptarlos y trabajarlos en función de las capacidades y limitaciones que presente la persona. 

Por ejemplo, el Hospital Aita Menni, ha publicado en Youtube varios vídeos demostrativos algunos de ellos os pongo el enlace.

 Trasferencias. De la silla al inodoro (Hospital Aita Menni)

Prendas adaptadas (Hospital Aita Menni)

Trasferencias. De la silla al inodoro (Hospital Aita Menni)

El vestido de personas con hemiplejia y otras

Hospitales Nisa Neurorehabilitación, han editado un vídeo que se puede ver en youtube, que demuestra una forma muy práctica de atarse los cordones de las zapatillas, que es la forma que yo utilizo.

Atado de cordones de los zapatos con una mano

En artículos próximos intentaré colgar algunos más que os puedan ser de utilidad.  Podéis exponer vuestras opiniones,dudas y compartir vuestras experiencias, seguro que nos sirven de ayuda.

Muchas gracias por leernos.

Pilar Rodríguez Pérez. Terapeuta Ocupacional. pilar.terapeutaocupacional@gmail.es

Fuentes: 

www.aitamenni.org/
 www.neurorhb.com/
 

¿PODRÉ VOLVER A ESCRIBIR CON LA MANO DERECHA?. Pronóstico funcional de la mano hemipléjica.

 

¿Cuántas veces os habéis visto en la tesitura de tener que contestar a una pregunta de este tipo? A veces el paciente quiere recuperar la misma funcionalidad que poseía antes del Daño cerebral pero nosotros contemplamos una mano cerrada cuyos dedos se mueven en bloque y nuestra experiencia nos dice que esa mano no volverá a escribir. ¿Cómo explicárselo al paciente?

Lo primero de todo, respetando la fase de duelo en la que se encuentra la persona. La discapacidad es una pérdida dolorosa que requiere un proceso de adaptación. Si aún está en fase de negación, una confrontación directa con la realidad puede ralentizar o frenar el proceso de ajuste a la nueva situación. Una forma de saber en qué fase está el paciente es devolverle la pregunta: ¿Tú qué crees? Entonces veremos si el paciente niega la situación real o está empezando a regatear o incluso a asumir y aceptar cierto grado de discapacidad. Si te contesta que ya ha pensado que a lo mejor tiene que aprender a firmar con la mano izquierda es que ya ha superado la fase de negación.

Hace muchos años, en unas jornadas de la AETB (Asociación Española de Terapeutas formados en el Concepto Bobath), señalaron tres requisitos necesarios para que una mano tenga un pronóstico funcional esperanzador después de un daño cerebral. El conocer estos tres requisitos a mí me ha ayudado en este tiempo a explicar a los alumnos, a los pacientes y a mí misma qué puedo esperar de una mano hemipléjica. Estos son los tres requisitos:

  1. Capacidad de movimiento selectivo de los dedos. Si el paciente quiere mover el dedo índice, aunque el movimiento sea mínimo, que mueva solo ese dedo es un signo de buen pronóstico. Si cuando quiere mover un dedo, cierra toda la mano en bloque, el pronóstico es peor.
  2. Sensibilidad conservada. Si es capaz de sentir el roce en las yemas de los dedos y la posición de las articulaciones de su mano, el pronóstico es más favorable. Si tiene una afectación grave de la sensibilidad, es difícil que vuelva a utilizar esa mano. Para saber más del tema os remito al artículo del blog ¿Cómo hacer sentir cuando está alterada esta capacidad? https://rhbneuromad.wordpress.com/2014/04/14/como-hacer-sentir-cuando-esta-alterada-esa-capacidad/
  3. Extensión de muñeca. Que la muñeca tenga capacidad de extensión de al menos 0º es importante para posibilitar una oposición efectiva del pulgar necesaria para escribir y tantas otras funciones de la mano. Que el paciente presente una retracción importante de la musculatura flexora que impida incluso llegar a una posición neutra de la muñeca es signo de mal pronóstico.

Espero que conocer estos tres requisitos os ayude como me ayudó a mí a responder a la pregunta: ¿Podré volver a escribir con la mano derecha?.  Te recuerdo que puedes dejar tus comentarios.

Muchas gracias,

Autora: Beatriz Tierno Tierno.

Fuente imagen: http://www.josemira.com/2011/05/%C2%BFcada-cuanto-debo-escribir-en-el-blog/