Alzheimer y lo beneficioso de “lo natural”.

Hoy compartimos con vosotr@s el siguiente post redactado por Ana Romaz: “150 minutos semanales de ejercicio mitigan los síntomas del Alzheimer”.

En él nos facilita información sobre un estudio llevado a cabo  por la Universidad de Maryland, EE. UU., el cual “ha demostrado que el ejercicio puede mejorar las funciones cerebrales de personas con deterioro cognitivo leve, frenando su avance más, incluso, que los fármacos”.

6927872402_0b2a28a040_b.jpg

Fuente de la imagen: https://c2.staticflickr.com/8/7212/6927872402_0b2a28a040_b.jpg

La intención de compartirlo es facilitar la reflexión sobre como muchas veces “remedios” (ya sean productos, actividades…) aportan mayor beneficio a una situación clínica dada que tratamientos farmacológicos; aunque no siempre le demos la relevancia que merecen…

Esperamos que la información resulte de vuestro interés.

Buen comienzo de semana!

Alimentos para un buen funcionamiento cerebral

Nuestra alimentación y todo aquello que ingerimos está relacionado con un buen funcionamiento de nuestro cerebro. En otras entradas anteriores ya hemos visto cuáles eran los nutrientes básicos y necesarios para este correcto funcionamiento.

Hay que tener en cuenta que el cerebro necesita consumir gran cantidad de calorías para llevar a cabo una adecuada actividad cerebral. Según un estudio de Claude Massier, de la Universidad de Ottawa, en Canadá, el consumo medio de calorías de una persona en reposo, asciende a los 1300 kcal/día, de los cuales, la actividad cerebral gastaría 260 kcal/día. 

Por eso mismo, neurólogos coordinadores del Grupo de Estudios de Trastornos del Neurodesarrollo, recomiendan llevar una alimentación rica en nutrientes precursores de neurotransmisores y vitaminas.

Y te preguntarás… cuáles son estos alimentos? Aquí te dejamos algunos de ellos:

  • Té verde: contiene gran cantidad de antioxidantes. Aporta dopamina, una sustancia esencial para nuestro cerebro, también contiene catequinas (sustancia que ayuda a relajarnos). Tiene efectos cognitivos saludables.
  • Avena: equilibra a nuestro sistema nervioso. Buen combatiente del estrés, ansiolítica, se le atribuyen propiedades para la concentración y para épocas de esfuerzo intelectual.
  • Arándanos: potente antioxidante. Fuente de polifenoles (importantes para combatir el estrés oxidativo). Los arándanos rojos tienen propiedades cardiovasculares.
  • Coles y brócoli: contiene gran cantidad de antioxidantes, también aporta vitaminas A, B, minerales y flavonoides. También contiene folatos (beneficiosos para la memoria).
  • Pescado azul: contiene ácidos grados Omega3. Son básicos para las funciones neuronales. Se recomienda un consumo de 3 veces/semana. Otros alimentos que contienen Omega3, son los frutos secos o la soja.
  • Yogur: el yogur ayuda a regular la flora intestinal, según algunos estudios, existe una relación directa entre las bacterias intestinales y el funcionamiento del cerebro.
  • Chocolate: ayuda a favorecer la producción de endorfinas. Antioxidante, contiene vitamina del gupo B, potasio, hierro, calcio y magnesio. Es importante que contenga más del 70% de cacao.

Además de la alimentación, también es importante realizar una actividad física de forma regular. Según algunos estudios de investigación neuroeducativa, el ejercicio estimula la producción de FNDC (Factor Neurotrófico), fundamental para desarrollar la actividad cerebral. Además, el FNDC junto con las endorfinas afectan al estado de ánimo y a la cognición.

Si quieres leer más, aquí te dejamos la noticia original: http://www.vitonica.com/alimentos-funcionales/alimentos-imprescindibles-para-tu-cerebro

Fuente imagen: http://nikinutrition.ca/2014/05/06/how-to-nourish-your-beautiful-brain-brain-food/

Nuevo estudio: Esclerosis Múltiple y ejercicio físico en niños

Según un estudio de la American Academy of Neurology (EEUU), el ejercicio físico podría estar asociado a una reducción de la actividad de la enfermedad en niños con Esclerosis Múltiple.

La investigación, ha sido publicada en la revista on-line “Neurology“. Según este estudio, los niños que sufren esta enfermedad y que realizan una actividad física extenuante tienen menos lesiones y de menor tamaño en el cerebro que aquellos que no realizan ejercicio.

Sólo un 45% de los niños que sufren Esclerosis Múltiple realizan actividades físicas extenuantes. Éstos mostraban una menor cantidad de lesiones en el cerebro. Además, aquellos que hacían ejercicio, tenían, de media, lesiones ‘T2’ de 0,46 cm3, frente a los 3,4 cm3 de media de aquellos más sedentarios. Los niños con un estilo de vida activo sufren una media de 0,5 recaídas al año, mientras que los niños que no realizan actividad física presentan una media de una recaída anual.

En la investigación participaron 31 niños con esclerosis múltiple y 79 que habían tenido un único evento neurológico inflamatorio. A todos los participantes se les entregó un cuestionario para analizar sus valores cansancio, ejercicio físico y depresión. De entre todos ellos, a 60 niños se les realizó una resonancia magnética cerebral  para medir el volumen del cerebro y la cantidad y tipo de lesiones que presentaban.

Según E. Ann Yeh, autora de este estudio y profesora asociada de la Universidad de Toronto (Canadá), así como miembro de la American Academy of Neurology, “estos resultados señalan la posibilidad de que la actividad física tenga un efecto beneficioso en la salud del cerebro”, aunque ha señalado que no se trata de una relación de causa-efecto.

 Fuente noticia: http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=385776

Fuente imagen: https://www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=0CAcQjRxqFQoTCNn8lbryrccCFYZvFAodjwAL-A&url=http%3A%2F%2Fwww.guia-padres.com%2Fninos%2Ffutbol-deporte-ninos.html&ei=CKnQVdnYPIbfUY-BrMAP&bvm=bv.99804247,d.d24&psig=AFQjCNFTX-phV8YDmlF7UOn6wWqVVwQDhg&ust=1439824161611310